
<< Regresar al viaje
Alpes

La palabra alemana Alp o Alm que significa pasto estacional, proviene de la antigua palabra alemana alba, que era un término prerromano que tenía el significado de montaña.


 

Cultura​

Geografía- Historia

La cordillera de los Alpes cubre un área de 1200 kilómetros y se extiende en 8 países: Francia, Mónaco, Italia, Austria, Alemania y Eslovenia.
Se formó hace decenas de millones de años a partir de la colisión de las placas tectónicas de África y Eurasia.
En la parte norte de los Alpes, en las cuevas de Wild Kirchi, tenemos las primeras huellas de algún tipo de vivienda de Neanderthal.

En la Edad del Bronce, los Alpes formaron el límite de las culturas Urnfield y Terramare.

Durante el siglo VI a.C en el área existieron asentamientos de tribus celtas que comenzaron a desarrollar la agricultura y la cría de animales dejando de ser cazadores y recolectores de alimentos.

Durante el período romano, las tribus se establecieron en la zona alpina, que estaba bajo la ocupación romana, se sublevaron y siguieron a Aníbal y los cartagineses en las batallas contra los romanos. Después de la derrota de Aníbal, los romanos los conquistaron para siempre en 190 a.C. Durante este período histórico, las excelentes carreteras que se construyeron, cruzando los pasos Alpinos, permitieron la comunicación entre los habitantes de los asentamientos alpinos, bajo la ocupación romana.

Un poco más tarde, cuando se extendió el cristianismo, se construyeron monasterios en los valles de los Alpes y las religiones paganas desaparecieron y la mayoría de los habitantes se hicieron Cristianos.

El corazón de la comunidad política y religiosa estaba situado en los Alpes del Norte, durante la época del Imperio Carolingio y continuó estando allí incluso después de la separación de Francia del Sacro Imperio Romano.

Los emperadores alemanes, que tomaron el título del poder de muchas áreas Alpinas del Papa de Roma, tuvieron que cruzar los Alpes con sus ejércitos para llevar a la sumisión a las diversas tribus que vivían allí y fortalecer su poder.

Durante el siglo VII, las tribus eslavas se establecieron en las áreas alpinas orientales.

Como resultado de la complicada historia del área de los Alpes, la homogeneidad, en cuanto al lenguaje y la identidad nacional, no siempre estuvo en consonancia con las fronteras temporales de los estados europeos y en muchas ocasiones se crearon tensiones entre los habitantes de esas áreas en concreto. Además, los Pases Alpinos siempre han sido de gran importancia no solo durante las guerras, sino también durante los períodos de paz. Los Alpes, también fueron una encrucijada de lenguas idiomáticas, procedentes de Francia, Alemania, Italia y los países Eslavos.

La mayoría de los habitantes del Tirol del Sur hablan el idioma alemán. El idioma alemán también lo hablan los habitantes del área alpina de Italia del Norte, cerca de las fronteras con Suiza. Además, en el valle de Aosta, hay áreas donde los habitantes hablan francés. En el Valle de Resia, el área que se conoce como la Eslovenia veneciana, los habitantes hablan el dialecto esloveno.

Después de la II Guerra Mundial el área alpina entró en una nueva era en su historia y, al mismo tiempo, una identidad alpina común comenzó a tomar forma.

Con la Convención de los Alpes que se firmó en 1991, entre los habitantes de las áreas Alpinas y los países de la Unión Europea, y el cual entró en completa vigencia en 1995, se reconoció la particularidad de las áreas específicas, más allá de las fronteras nacionales de los diversos estados. Con varios protocolos, se decidió el apoyo de las áreas alpinas, así como la promoción de la cultura excepcional de los Alpes. También se decidió intensificar los esfuerzos para la preservación de la belleza natural única de los Alpes, que es un patrimonio valioso de toda Europa.

El importante papel histórico de los Alpes del Este.

Desde finales de la edad Media hasta la época moderna, la historia política de los Alpes del Este quedó claramente definida por la dinastía de los Habsburgo. Su residencia se encontraba en el valle del Río Aar (Castillo de Habsburgo). El imperio de los Habsburgo derrotó a otras dinastías más pequeñas, aunque en 1415 perdió algunos territorios alpinos, que fueron ocupados por Suiza.
 

  

El área de los Alpes orientales era más rica y se caracterizaba por la presencia de los nobles que habían desarrollado mucho el ganado en comparación con los Alpes occidentales y centrales, donde los habitantes tenían pequeñas granjas con cantidades mucho menores de animales. 

El movimiento de los Románticos

Jean-Jacques Rousseau fue el primero de muchos europeos intelectuales que descubrieron la magia de los Alpes y la elogiaron por mucho.

La manera en que Rousseau había capturado la singularidad de la belleza alpina inspiró más tarde a Goethe, Turner, Byron y Shelley, que glorificaron la belleza alpina en su poesía inmortal. 

 

                        

 

Excursionistas y Naturalistas

Conrad Gessner fue el primer naturalista que visitó las montañas con el fin de estudiar su flora y fauna. Fascinado por su belleza mencionó que había descubierto un lugar Divino. Muchos otros pronto siguieron sus pasos. Horace-Benedict de Saussure fue el primer hombre que puso un pie en la cima del Monte Blanc en 1787. Hay un monumento en Chamonix (Francia) dedicado a su gran logro en ese momento. 
 

 

Flora y Fauna

Existen alrededor de 30,000 especies de fauna que viven en el área alpina. Algunos de ellos son el íbice alpino (cuando está completamente desarrollado sus cuernos miden aproximadamente un metro de ancho), la mariposa Apolo, que se ha adaptado al clima alpino, la marmota, el águila real y la salamandra alpina.

Hay 13,000 especies de flora en las áreas alpinas y dos de las flores más famosas, las Edelweiss y la gentiana acaulis.                                        

 

 

Deportes de invierno e infraestructura

Los británicos fueron quienes descubrieron por primera vez las posibilidades que ofrecía el área de los Alpes para los deportes de invierno del siglo XX y le siguieron con gran entusiasmo amantes de los deportes de todo el mundo.

Se desarrolló una infraestructura y toda una nueva industria turística se basó en los deportes de invierno. Compañías ferroviarias, teleféricos, grandes hoteles, agencias de viaje, todos unieron sus fuerzas y las áreas alpinas pasaron de pasajes comerciales a polos de atracción turística.

La excelente infraestructura condujo a que se llevaran a cabo los Juegos Olímpicos de Invierno en 3 ocasiones, durante la primera mitad del siglo XX.

1924 Chamonix, Francia

1928 St.Moritz Suiza

1936 Garmisch-Partenkirchen Alemania

 

 

Festivales Alpinos

Tienen sus raíces en la adoración pagana de la naturaleza y tienen lugar muy a menudo en muchas ciudades del área alpina. Sus habitantes festejan con bailes y vestuarios de la región  (dirndi y trachten), el nacimiento de nuevo ganado o la llegada de la primavera y organizan muchos festivales locales, en los que participan bandas de los pueblos cercanos, mientras compiten entre ellos por algún premio. 

 

                 

 

Música Alpina

Es música alegre, refleja el buen humor de los habitantes de las montañas y su instrumento principal es el Cuerno Alpino, mientras que el famoso "yodeling" es la marca registrada de sus canciones.

Chalet suizo

Un típico Chalet suizo tiene su fachada hacia el lado Sur o cuesta abajo de alguna montaña y su techo, hecho de rocas alpinas o pizarra, es inclinado, lo que permite que la nieve se mantenga en la parte superior y crear un lecho de protección contra el frío. Las escaleras que conducen a la planta superior suelen ser exteriores y, a veces, también pueden tener balcones cerrados.

 


 

Cultura Musical 

Música del área de los Alpes  

La música de los Alpes aparece por primera vez cerca del siglo XV y obtiene su forma final, la cual perdura hasta nuestros días, durante el siglo XIX.

Al inicio, era música que expresaba la alegría de la vida en las áreas montañosas y los habitantes de esas regiones disfrutaban de ella en reuniones familiares, sociales y en días festivos.

A pesar de que la zona Alpina se extiende por 5 países (Francia, Italia, Austria, Suiza y Alemania) prácticamente la música alpina pura tiene influencias muy marcadas de Suiza y Austria.

En Suiza, el famoso Cuerno Alpino, al comienzo se utilizaba como medio de comunicación entre los pastores de las áreas vecinas, pero más tarde se incorporó dentro de la tradición musical junto con el arpa judía, el armónico y el acordeón.

El famoso yodeling, al principio, no era más que una forma, para alguien que había olvidado la letra de la canción. Sin embargo, el sonido extremadamente divertido, junto con la alegría y el ambiente de la euforia, que solía caracterizar a las reuniones amistosas, hizo que el yodeling fuera el elemento predominante de la música alpina haciéndola tan particular. Eventualmente, la caracterizó y se identificó prácticamente con él.

En el Tirol de Austria y también en Baviera de Alemania, se añadieron instrumentos de música de viento durante el siglo XIX, mientras que las danzas eran principalmente las polkas y el famoso Schuhplatter (danza alegre que se caracteriza por el golpeteo rítmico de las piernas y el aplauso de las manos).

Muchos festivales, principalmente durante el verano, tienen lugar en el área de los Alpes y son muy populares entre los lugareños y los turistas que visitan esta región.

Desde 1974, y cada dos años, se lleva a cabo en Innsbruck el “Alpine Folk music Competition”, en el que participan muchos grupos y bandas, con vestuarios de todas las regiones Alpinas (es sabido que casi todos los pueblos de los Alpes tienen su propia banda y sus propios bailes folclóricos tradicionales). El festival en Innsbruck se considera un gran evento de arte, mientras que al mismo tiempo es un importante campo turístico de atracción.


 

Cocina de los Alpes


Productos locales

La región de los Alpes es muy conocida por sus excelentes quesos, como: Emmental, Gruyere, Appenzeller, Vacherin. Muy deliciosas son también las salchichas rellenas de repollo (papet vaudois).

                        

 

                                              

Cocina

Se basa principalmente en quesos, carne de res, pasta hecha a mano, papas cocinadas tradicionalmente en salsa de queso y los muchos tipos de pan. 

 

Platillos característicos tradicionales 

Raclette:

Es un platillo tradicional a base de queso. Tiene sus raíces en la cocina tradicional de 1290. El queso se calienta ya sea frente al fuego o en alguna olla eléctrica. El queso fundido se saca con un rallador especial y luego se coloca en el plato. Se acompaña con papas, encurtidos y carne seca como jamón ahumado o viande des Grisons, se puede acompañar con bebidas calientes o un buen vino, como el Savoy y Pinot gris.
 

 

Rosti:

Pequeñas papas redondas, se hierven en una mezcla de crema de leche y quesos.

 

                                                             

 

Fondue:

El platillo más famoso de la región de los Alpes apareció por primera vez en 1875 y ganó un sin fin de admiradores en todo el mundo. El queso que se usa regularmente es el Gruyere, al que se le agregan hierbas aromáticas, ajo y vino. Se sirve fundido y caliente en una gran olla de cocina especial para muchas personas, con una vela debajo o una mecha de gas y con tenedores largos especiales, para que los pequeños trozos de pan se puedan sumergir en la mezcla, y ya estando cubierto, cada quien lo sirve en su plato.

 

                                                          

Fondue Bourguignonne:

Se vierte aceite caliente dentro de una olla de fondue. Trozos pequeños de carne se asan allí dentro y cada quien se sirve en su plato con tenedores largos especiales. Se acompaña con diversas salsas y dip.